Archivo mensual: febrero 2009

Otra forma de leer

voice_stick

El estudio Yanko Design ha creado “voice stick” un avanzado escáner que reconoce cualquier carácter y los lee con una amigable voz. No he encontrado ninguna reseña, pero espero que esta herramienta funcione tan bien como parece, pues sería una gran opción más allá del braille.

Con este dispositivo cualquier persona con discapacidad visual podría  leer el primer libro que se encuentre. Y es que, aunque existen infinidad de libros en braille, no es nada fácil encontrarlos. Además existe un universo de textos que sería bastante caro y difícil traducir al braille: desde una simple tarjeta de presentación hasta un libro entero.

Así que espero que este aparato funcione muy bien y se comercialize pronto, pues es de celebrarse el tener otras formas de leer.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Lectura

La crisis llega a la industria editorial mexicana

g_hoja01Por aquí ya habíamos reportado cómo la crisis le estaba pegando a las editoriales norteamericanas. Ahora, desgraciadamente, le está tocando sentir los estragos de la crisis mundial a la industria de las artes gráficas en México. Desde hace unos meses se temía la llegada de la crisis al sector, pero era, al menos en lo que yo podía ver, sólo un murmullo que se oía entre los colegas, pero no una realidad. Ahora, como explica Camilo Ayala “los precios del papel están aumentando constantemente y la demanda sigue siendo estable, pero lo que verdaderamente ha golpeado a las imprentas es la crisis de cobro de intereses sobre créditos y la caída de los mercados de valores.”

Una de las primeras pérdidas es el cierre del suplemento Hoja por hoja, que como anuncian en su último número, una de las principales razones de su cierre es el alto costo del papel:

Lamentamos compartir con nuestros lectores la noticia de que éste es el último número de Hoja por Hoja que aparece dentro de Reforma. La inesperada devaluación de nuestra moneda junto con un pico en el precio internacional del papel vuelven inviable para el periódico una relación que fue fructífera durante casi 12 años. Quienes damos forma a este suplemento confiamos en construir pronto un nuevo canal para llevar hasta nuestros lectores el júbilo de la lectura y la crítica. Hasta entonces.

En verdad es una pena y una gran pérdida para la cultura en México el cierre de un suplemento que siempre estuvo comprometido con la difusión de la cultura escrita.

Personalmente espero que pronto encuentren una forma de continuar con su tarea, para que de esta forma, todos nosotros podamos seguir disfrutando de sus contenidos. Pienso que si encuentran un buen modelo de negocios la solución estaría en internet, pero habrá que esperar, pues seguramente Tomás Granados, su director, y todo su equipo nos sorprenderán gratamente como siempre lo han hecho.

1 comentario

Archivado bajo Cultura, Economía, Edición, Medios